Se reunieron los jefes de servicio del Hospital Zatti de Viedma

Por seguridad, las delegaciones IPROSS de Viedma y Bariloche atenderán con turnos online
6 abril, 2021
Río Negro Deporte afianza relaciones federales y propone ser sede de eventos nacionales
6 abril, 2021
Compartir

El día de ayer se llevó a cabo un nuevo encuentro de los jefes de los distintos servicios del Hospital Artémides Zatti de Viedma, con el objetivo de evaluar y analizar el actual contexto epidemiológico en la capital rionegrina.

El director del Hospital Zatti, José Pacayut indicó “En este momento no estamos en una situación compleja, pero sí vemos que los casos van aumentando y debemos prepararnos y abrir el paraguas para situaciones que pueden venir, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas cepas ingresadas al país y el abrupto crecimiento de casos que ya se ve en muchas provincias”.

En la reunión se habló expresamente de la necesidad de extremar las medidas de cuidado, “hay una especie de relajamiento por el cansancio de tantos meses, pero es esencial tomar todas las medidas adecuadas, aun estando vacunados, porque igual podemos contagiarnos y contagiar y es necesario sostener los servicios, máxime si suben los casos como estamos viendo que sucede en otras provincias”, dijo la doctora Laura Arslanian, coordinadora de DAM del Hospital Zatti.

Además en el encuentro se hizo referencia a que una gran parte del cuidado de la salud de la comunidad radica en la necesidad de garantizar los servicios extra COVID-19,  ya que en los períodos pico de la pandemia muchas personas dejaron de atender sus patologías crónicas y se atrasaron los controles periódicos de salud.

Quedó claramente expuesta la idea de reforzar en toda la comunidad, quienes recibieron la vacuna y quienes no, la necesidad de tomar las medidas de cuidado para evitar situaciones sanitarias extremas como las que vivimos meses atrás.

En este sentido, es imprescindible el compromiso personal y social manteniendo los cuidados y medidas de prevención, seguir usando barbijo siempre al salir de casa y en el trabajo; lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o rociar con alcohol en gel; evitar reuniones sociales en lugares cerrados; mantener la distancia de 2 metros al hablar con otra persona; no compartir el mate ni la vajilla; toser y estornudar en el pliegue del codo; limpiar los objetos que usamos frecuentemente; no tocarnos la cara y ventilar los ambientes.