Rodrigo Vicente ponderó el aumento salarial para los trabajadores
25 septiembre, 2020
La Unter en Viedma realiza una reunión virtual con sus afiliados
28 septiembre, 2020
Compartir

Es interesante pensar el Destino de cada ser humano como lo hacían los griegos. Ellos veían en las míticas Moiras a las tres divinidades que regulaban nuestras vidas: mientras la primera con ayuda de un hilo, iniciaba el tejido de nuestro destino, la segunda lo iba trabajando y, finalmente, cuando la urdimbre ya estaba lista, la tercera cortaba el hilo.

Claro, hoy somos un tanto esquivos a pensar que los dioses manipulan nuestro destino y sólo somos juguetes de sus caprichos. Sobre todo aquellas personas que toman la historia en sus manos y se hacen cargo de construirla con acciones concretas. Para ellos, sólo existe el impulso del deseo y el esfuerzo propio que se suma a las voluntades y esfuerzos de quienes comparten ideales en común. Y, sin olvidar sus raíces ni quienes los acompañaron, se proyectan al futuro aprendiendo a ser mejores en cada paso que dan.

Por eso, querido lector, a nueve años de aquel histórico triunfo del peronismo en nuestra provincia, quisimos entender un poco más por qué ese gran dirigente aún hoy sigue movilizando  tantos recuerdos y emociones. Y, para llegar a ese punto, no podemos acercarnos a Carlos Ernesto Soria desde sus datos biográficos, (info que cualquiera puede consultar en la web), sino que hay que prestar atención a esos momentos que se tejieron en el recuerdo de tantos rionegrinos, demostrando que “El Gringo”, fue no sólo un gran referente en la política sino en la vida cotidiana de muchos que soñaron y siguen soñando con un Río Negro pujante.

Así, este 25 de septiembre, muchas anécdotas, imágenes y recuerdos llegaron a nuestra redacción. Y eso, nos motivó a realizar una editorial diferente: una que exprese en primera persona la emoción profunda de lo que significó Carlos Soria. Por eso, querido lector, hoy vamos a compartirte el audio de la entrevista que le realizamos al Intendente Pedro Oscar Pesatti, donde nos cuenta de una manera muy clara cómo fue compartir parte del camino con ese gran compañero y amigo entrañable, cómo era en lo cotidiano y qué enseñanzas dejó en su andar.  

A su vez, te invitamos a escuchar parte del discurso que dio “El Gringo” Soria al asumir como gobernador, que vuelvas a emocionarte y pensar que, más allá de las intervenciones divinas, los que trascienden en la historia, son aquellos protagonistas que, con mucho coraje, construyen su propio Destino: