Un rionegrino impulsó el cambio en la historia de todos los inquilinos del país

Luis Albornoz: “La justicia tardía no es justicia”
12 junio, 2020
Ramón Chiocconi: “Esta pandemia dejó al descubierto muchos problemas”
12 junio, 2020
Compartir

Roberto Díaz, periodista de Bariloche y uno de los principales impulsores de la Ley de Alquileres en Río Negro, habló con Rubén Torres para FM Piltri y Radio Uno acerca de esta nueva reglamentación, aprobada en el Senado de la Nación este jueves. “Estamos muy contentos ya que, luego de 36 años, logramos tener finalmente esta ley” manifestó.

“Fueron muchas horas de debate y de sesión, que se vivieron con mucha expectativa” contó el periodista. “Pero estamos muy contentos, porque esta ley va a impactar en 9 millones de inquilinos y a 146 mil de ellos, que habitan en Río Negro. Es muy reconfortante pensar en esto”.

Finalmente, la Ley de Alquileres logró ser sancionada con 41 votos afirmativos y la ausencia del bloque de Juntos por el Cambio. “Es inentendible que se hayan levantado e ido del recinto, cuando es una ley que pidieron ellos en 2019. Y más cuando se entiende que los diputados están para mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo al respecto Díaz.

“El inquilino tiene que pagar hasta lo que no debe pagar”, señaló el periodista, “esto fue instalado por las inmobiliarias como algo común. Por eso cobraban arreglos que no correspondían, tenían los contratos en negro, y el inquilino tenía que pagarles comisión. Han logrado que la vivienda sea un negocio y no un derecho. Con esta ley, muchas cosas injustas van a llegar a su fin”, afirmó.

“Con esto, el Estado vuelve a recuperar la regulación y los inquilinos vuelven a recuperar sus derechos”, anunció Díaz, aunque también advirtió que “aún faltan reglamentar varios de los puntos de la ley, que vamos a transmitir cuando estén en el boletín oficial”.

“Durante muchos años alquilé, e hice una investigación sobre lo que correspondía y lo que no siendo inquilino. Luego, nos nucleamos y planteamos una ley para hacer más justa la relación entre propietarios, inmobiliarias e inquilinos. Fue algo a pulmón y ahora estamos contentos porque logramos cambiar la realidad y construir el consenso de que esta ley es necesaria”.