Situación sanitaria en El Bolsón

Denuncian falta de elementos de seguridad para la policía rionegrina
24 abril, 2020
Crisis en Villa Regina
27 abril, 2020
Compartir

Durante el programa “La mañana del Ángel” que se emite por FM Piltri de El Bolsón, Ángel Morales entrevistó a Mirna Lamberto, Directora del Hospital local, quien brindó detalles sobre la marcha de la gestión del nosocomio en el marco de la pandemia de COVID-19.

“A partir de la emisión del DNU por parte del Ejecutivo Nacional, lo que se comenzó a hacer en el hospital fue reforzar todas las áreas sanitarias. Se armó a partir del 17 de marzo el consultorio diferencial para enfermedades respiratorias, y a partir de ahí se hizo todo un trabajo con el equipo de epidemiología local para dar respuesta a la comunidad”; explicó Lamberto.

Por otra parte dijo que “lo primero que hicimos además del relevamiento de camas, fue trasladar toda el área de maternidad e infancia a la clínica La Merced, y así sumamos 18 camas más. Además si contamos la sala general y las camas de terapia intermedia, se sumaron 16 camas y cuatro con oxígeno. Entonces en el Hospital tenemos dos áreas diferenciadas: la general donde abarcamos todas las otras patologías, y la la sala de terapia destinada a enfermedades respiratorias. Además se reestructuró la Unidad de Cuidados Intermedios, con reformas relativa al contacto con el paciente y a la circulación de aire. Se dividió con un tabique y un vidriado para diferencias dónde estarán los pacientes y dónde el personal de salud”; se explayó.

Consultada sobre la disponibilidad de trabajadores con la que cuenta el hospital, la Directora informó que cuenta con un plantel de alrededor de 370 personas; y que además se estructuraron sistemas de turnos “para que el personal de salud no se cruce entre sí, y sumar resguardo también para ellos. Además se consolidaron los nombramientos con el Ministerio de Salud, y de esa forma se incorporaron enfermeros, mucamas, médicos y choferes”.

En simultáneo con Radio UNO de Viedma, Lamberto informó que el nosocomio cuenta con “tipo de elementos, pero además se hizo una capacitación obligatoria interna, con el objetivo de instruir sobre qué tipo de insumo o elemento corresponde a cada servicio porque no todos son iguales. De esa manera se enseña y resguardamos el buen uso de lo que tenemos”.

Respecto de la existencia de respiradores, atento a que el hospital no cuenta con Sala de Terapia Intensiva, la funcionaria expresó que el “Hospital de referencia es el de San Carlos de Bariloche. En caso de necesitar respiradores para un paciente se trasladaría allí. De todas formas nuestro hospital está catalogado como con capacidad profesional y edilicia para contar con respiradores; lo hemos solicitado y estamos a la espera de que llegue ese equipamiento. De esa logística se encargan Nación y la Provincia”. Agregó además que en cuanto al sector pediatría, el hospital cuenta con un sector de atención específico, además d ella atención en Casa del Sol para los chicos de 1 a 3 meses”.

Respecto de la trasmisión del virus en la localidad, Lamberto explicó que hay 150 personas con aislamiento preventivo, a la que se le hace un seguimiento diario: “es un trabajo de hormiga y super silencioso. El 14 de marzo recibimos de parte de la Gobernación y de la Ministra un instructivo de cómo proceder y que teníamos que implementar un seguimiento epidemiológico a cada persona que ingresara a la ciudad. Nosotros formamos un equipo de vigilancia epidemiológica, que salió a la calle para tratar de concientizar a la gente. Eso nos permitió notificar a las personas que venían del extranjero y desde países con circulación viral; y pasados unos días, cuando se achicó la brecha, nos permitió registrar a todos los ciudadanos que provenían de provincias con circulación viral. Y ahora por decisión del COEM y del Hospital local solicitamos preventivamente que a toda persona que ingresara a la localidad tenía que cumplir 14 días de aislamiento obligatorio. Hasta ahora son 154 personas, con seguimiento sanitario dos veces diarias por teléfono. Además se consulta sobre necesidades que abarcan desde las alimentarias hasta las psicológicas, y si presentan síntomas”.

Finalmente, Lamberto hizo mención a los donativos recibidos, destacando que los comercios se pusieron a disposición. “Los materiales para la refacción los hicieron dos comercios de El Bolsón, otros asimismo colaboraron con la pintura. También se recibieron muchas donaciones de la gente de la comunidad: sábanas, toallones, frazadas. Hay muchas mujeres que están cosiendo botas y camisolines; no porque no tenemos, sino para acumular cantidad por si hace falta. Sobre la donación de la suma de 1,5 millones de pesos, la familia que lo hizo, la intensión de ellos es que se use una parte para insumos específicos de esta emergencia, y otra parte para lo que requiera el hospital”; concluyó.