Silvia Horne: “Vamos como querellantes para hacer público algo deleznable”

Hugo Arroyo habla de la crisis sanitaria en Jacobacci
22 junio, 2020
la familia de Cementos del Valle realizó una nueva jornada solidaria en la comarca
23 junio, 2020
Compartir

Silvia Horne, funcionaria de Cancillería habló acerca de la causa por escuchas ilegales de la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri y en la cual se presentó como querellante, en diálogo con Rubén Torres para Radio Uno de Viedma y FM Piltri de El Bolsón:

P: Contanos sobre este caso de espionaje ilegal y por qué estás como querellante

R: Yo estoy incluida en una lista de 88 personas cuyos mails aparecieron en un disco rígido no borrado correctamente. No es toda la información que quedó, pero si es la punta del iceberg, es un rastro que dejaron. La mayor parte de los espiados somos dirigentes políticos opositores, pero también hay algunos del propio macrismo. Vamos como querellantes para asegurarnos que no decaiga la investigación, obtener la información obrante y hacer público algo que es deleznable. Mi militancia ha sido pública desde que llegó la democracia, y no hace falta un espía para saber dónde vivo, qué hago y con quién me vinculo. Sin embargo, esta forma de husmear en lo privado por parte del gobierno ha sido una actividad que han utilizado personalmente para descalificar a los opositores, para usar quizás algún método de presión o extorsión

P: ¿Qué podrían haber estado mirando en tus mails?

R: Yo he tenido una militancia muy activa e hiper crítica del macrismo, tanto con los temas que quiso instalar como amenazas, como el caso de la RAM, la represión a los pueblos originarios, el caso Maldonado, Rafa Nahuel, los Organismos de Derechos Humanos, por mencionar hechos que tienen que ver con la zona. Pero he participado en toda la provincia en acciones de investigación sobre actividades dolosas de funcionarios. Yo soy denunciante del decreto de Macri que modifica la Ley de Extranjerización de Tierras, también he sido litigante respecto de denuncias sobre los puertos patagónicos. He participado en muchas acciones contrarias al gobierno. He activado en las calles, en movilizaciones. He trabajado muy arduamente en barrios y territorios, agrupando personas que no tienen derechos y tienen reclamos por políticas públicas. No es difícil pensar porque el gobierno me vio como una amenaza opositora.

P: ¿Por qué motivo están también como querellantes Alberto Weretilneck y Martín Doñate?

R: Supongo que los han investigado también, ya sea para buscar un elemento privado para un apriete, o bien han considerado que eran opositores. Habrá que ver en cada uno de los casos, que explican en su defensa. Yo me encargado de explicar esta situación en la cual tengo absoluta certeza, y lo hago con mis compañeros del Movimiento Evita. No es casual que de la agrupación, somos ocho los que aparecemos en el listado. Quiere decir que el movimiento ha actuado fuertemente como oposición. Eso le ha dolido mucho al macrismo. El Movimiento Evita trabajó muy fuerte para unir a la oposición, consciente de que no se podía llegar a la situación de violencia de 2001. Conseguimos leyes que salieron por unanimidad habiendo nucleado a toda la oposición, inclusive obligando al oficialismo a admitirlo, como la Ley de Emergencia Social, la Ley de Emergencia Alimentaria, la Ley Micaela, por mencionar algunas.