Río Negro solventará con recursos la crisis en la AIC

IPPV y Colegio de Escribanos firmaron convenio para canalizar las escrituraciones de viviendas
12 julio, 2019
UPCN
Rechazos y críticas de la parte gremial en la paritaria estatal
12 julio, 2019
Río Negro
Compartir

Luego de la denuncia de la Senadora Sapag – Provincia de Neuquén- sobre la crisis en AIC, el gobierno de Río Negro decidió realizar un aporte de 4.591.038 pesos a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas para garantizar el normal funcionamiento del organismo. La medida surge después que se hiciera pública la crítica situación financiera del organismo, que tuvo que desistir de actividades claves, como el monitoreo de los ríos Limay, Neuquén y Negro.

Según el Gobierno rionegrino: “Este aporte es el resultado del compromiso del gobierno provincial con la gestión institucional que realiza la AIC, no sólo en su función de Autoridad de Control del manejo del Agua a través del control de los embalses concesionados al sector privado, sino también por su valioso aporte a las distintas instituciones públicas y privadas de la cuenca del río Negro, vinculadas al sector productivo”.

La iniciativa gubernamental, requerirá del acompañamiento con el aporte económico de todos los miembros de la AIC, de manera tal que el organismo pueda cumplir con lo que las provincias necesitan para la fiscalización de los concesionarios por el manejo de los embalses, el control ambiental, la participación en la Seguridad de las Presas, y todo la información hidrometeorológica de las cuencas para la prevención de contingencias, planes de alertas y demás servicios a la comunidad relacionado con el recurso hídrico y contingencias climáticas.

El Artículo 20° del Estatuto de la AIC, establece que los gastos de funcionamiento serán aportados por el Estado Nacional en un 50% y el resto en partes iguales por las provincias de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires.

La crisis, sería el resultado del congelamiento del canon por parte de la Secretaría de Energía de la Nación; a la vez que los distintos concesionarios dejaron de hacer los aportes correspondientes.