Prevenir la violencia de género desde el autocuidado

El IPPV pone en marcha Camino a Casa y nuevas viviendas para Viedma
26 noviembre, 2019
Ser enfermera en el Hospital Garrahan
28 noviembre, 2019
Compartir

Con motivo de conmemorarse el pasado lunes el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, FM Piltri de El Bolsón dialogó con la profesional Daiana Delgado Ernst quien brindó detalles de su trabajo y de la problemática existente.

Sobre la propuesta de trabajo para erradicar este mal, señaló que “consiste en poder abordar la problemática desde el fortalecimiento de la autoestima y el autocuidado. Ante la situación que vivimos las mujeres; está bastante visualizada la posibilidad de denunciar; o sobre todo el contexto del machismo en nuestra sociedad; pero poco se habla de la autoestima, de nuestro autoconcepto, y posteriormente de nuestro autocuidado”.

Agregó que esas son herramientas que la mujer puede utilizar para la prevención de situación de violencia o para detenerlas: “no es tan fácil hacer una denuncia. A veces es tanta nuestra vulnerabilidad que nos cuesta ir a denunciar”.

Además, afirmó: “Quedarnos esperando que la Justicia funcione como corresponde nos lleva a cifras cada vez más terribles de femicidio. Estos son patas de una misma mesa. Muchas veces nos quedamos esperando, pero las leyes tienen muchos baches. Por ejemplo: nadie vela porque las restricciones se cumplan. La mujer queda desprotegida, expuesta a la bronca del agresor”.

Por otra parte, señaló que: “Trabajar sobre la autoestima. Las mujeres culturalmente no estamos educadas para cuidarnos, para ocupar ciertos lugares y a partir de allí cuidarnos. Nadie tiene derechos sobre nosotras. Esa fue la línea de la charla del lunes. Las mujeres no estamos acostumbradas a tomarnos un tiempo para pensarnos. Las mujeres nos ocupamos, además del trabajo, de todo lo demás. Entonces las preguntas son qué queremos para nosotras, qué no queremos, qué nos gustaría para nuestra vida. Es muy difícil animarse a decir ‘esto no lo quiero más’”; aseguró Ernst.

Finalmente consideró: “La violencia es un trabajo invisible que se hace a través de la manipulación. La violencia física es una de sus caras. La mujer suele llegar a un total desprecio por sí misma a partir de la manipulación. Hay que desaprender lo aprendido por la sociedad machista. Muchas veces las mujeres alcanzamos lugares de jerarquía y poder, pero eso no está aceptado y es muy difícil de sobrellevar”, concluyó la licenciada.