En la última sesión del año del Concejo Deliberante de Viedma, se aprobó por unanimidad el expediente de autoría del concejal Facundo Montecino Odarda (RÍO), por el cual se solicita a las autoridades provinciales la construcción de una planta de líquidos cloacales, apartada del área urbana y con el novedoso sistema de “volcado cero”, al río negro.

Cabe recordar que en octubre del 2016 se declaró la emergencia medio ambiental por los reiterados desbordes cloacales, debido a que la planta depuradora quedó obsoleta.

En ese sentido, Montecino Odarda valoró el acompañamiento unánime del cuerpo y reiteró que “para frenar la contaminación de la cuenca, es necesario que todos los municipios ribereños desistan de arrojar sus efluentes cloacales al agua, adoptando ésta nueva concepción de evitar usar el río como una cloaca. Para lo cual, inevitablemente se debe invertir en este tipo de plantas depuradoras que reutilizan los desechos tratados mayoritariamente en riego forestal. Lógicamente que para lograr esta reconversión, es necesaria la asistencia económica de provincia y nación”.

En relación con el método de “volcado cero” que propone, el edil resaltó “este sistema es utilizado por los países del primer mundo, la reutilización de las aguas tratadas para riego forestal permite la generación de nuevas zonas productivas, ya sea para pulmones verdes, producción de madera o alimentos”.

Para finalizar, el presidente de la comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable hizo hincapié en la importancia del proyecto aprobado, ya que “representa la voluntad de todos los bloques políticos que forman el cuerpo, espero que esta obra que estamos pidiendo los viedmenses llegue a buen puerto y no quede solo en un anuncio”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta