La Senadora Nacional por Río Negro, Magdalena Odarda, expresó su oposición a la iniciativa del Poder Ejecutivo nacional respecto a la revisión de las jubilaciones especiales, en este contexto de reducción de gastos. Ante el anuncio, la Senadora manifestó su rechazo a la afectación del sector pasivo docente, afirmando que “el docente no es un sector privilegiado, tiene un derecho que debe ser respetado por el Estado y, de ninguna manera, deben ser la variable de ajuste”.

Por su parte, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, se sumó a las críticas contra “la reforma permanente” de la alianza gobernante, y advirtió acerca de las consecuencias que las reformas laboral, previsional y fiscal provocarán en el ámbito educativo. “Es un retroceso brutal que ni en los 90 se atrevieron a hacer”, alertó la docente, quien aseguró que las tres iniciativas “recortarán derechos a los trabajadores” pero además generarán “recortes en la salud y la educación”.

Dadas las características de la actividad docente, se considera conveniente en algunos casos jubilarse a más temprana edad, teniendo en cuenta el agotamiento psíquico que la tarea provoca, pero para ello, el trabajador debe hacer un aporte mayor.

Según datos de Ctera, algunas de las consecuencias del trabajo docente tal como se encuentra hoy, indican que el 79,5 % de los docentes concurren a trabajar enfermo. Entre las mujeres, el 15,4 % soporta trastornos ginecológicos, el 24,5 % perdió un embarazo y el 14,5 % tuvo un parto prematuro. Esta situación es aún peor en las denominadas “escuelas de riesgo”, allí el 31 % de las docentes tiene trastornos ginecológicos y el 30,9 % perdió un embarazo. El informe también refleja que los días de licencia por maternidad no son suficientes para el 70 % de las maestras, ya que el 20 % no amamantó a sus hijos por causas de horario de trabajo.

Además, más de 35 % de los docentes padece enfermedades de orden psicológicas. Ansiedad, irritabilidad, insomnio y contracturas son hoy algunos de los síntomas más frecuentes del conjunto de los docentes en actividad. Los problemas psicológicos están relacionados con las condiciones sociolaborales en que se ejerce la docencia.

En este contexto hay que recordar, que nunca fue tratado en el recinto de la Cámara alta el proyecto de ley presentado por la Senadora Magdalena Odarda, a partir del cual se proponía la baja de la edad jubilatoria para todos los docentes del país, modificando el artículo 3º de la Ley 24.016, llevándola a 52 años para las mujeres y 55 años para los varones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta