Natapof: “No es tan fácil regular la conducta social con un Decreto”

Huzack: “La salud mental a nivel provincial es bastante pobre”
6 mayo, 2020
La Legislatura estableció un protocolo para sesionar de manera remota
6 mayo, 2020
Compartir

En simultáneo para Radio Uno Viedma y FM Piltri de El Bolsón, el sociólogo barilochense Daniel Natapof, dialogó con Rubén Torres analizando varios aspectos relativos a la emergencia sanitaria en el marco de la pandemia internacional de COVID-19.

“Las pandemias, los brotes, atraviesan toda la historia humana – consideró Natapof. Siempre son un cruce entre lo biológico y lo social. Tienen un origen biológico pero según la sociedad de la que hablemos, el contexto histórico, la cultura, la economía, inciden de una u otra manera”.

“En septiembre de 2019 se conoció un informe que se llamaba “Un mundo en riesgo” que lo elaboró el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ya advertían de una pandemia como posibilidad, porque habían comprobado la desidia de la mayoría de los Estados en materia de salud. Otro dato más: entre 2011 y 2018, la OMS detectó 1.483 hechos epidémicos en 172 países, entre ellos, Gripe A, ébola, zika, fiebre amarilla; entre otros. Entonces, lo primero que tengo para decir es, que la aparición de un brote epidémico o una pandemia no debió haber sido una novedad. Evidentemente ha habido una subestimación y se están pagando las consecuencias a nivel mundial. No tenemos un sistema sanitario a nivel internacional. La pandemia, si bien es particular, lo que hace es exhibir un montón de falencias a nivel nacional e internacional”; explicó el Presidente de la Asociación de Sociólogos de la República Argentina.

Consultado sobre la interacción con otras ciencias y con profesionales de las mismas, el ex-concejal barilochense explicó: “Los sociólogos generalmente trabajamos a nivel macro, las grandes temáticas, las grandes corrientes, los movimientos revolucionarios, los cambios sociales. El psicólogo generalmente trabaja en forma individual con una mirada clínica. Hay psicólogos comunitarios y psicólogos sociales, que son una especie de “parientes” nuestros que trabajan cuestiones institucionales o cuestiones grupales. Los antropólogos también tienen una mirada interesante respecto de aspecto de cuestiones sociales y culturales. En estos casos no alcanza con una sola ciencia; se requiere una mirada de varias disciplinas. El médico no alcanza, porque mira cuestiones orgánicas pero no lo psicológico. El psicólogo tampoco porque necesitan además la mirada del sociólogo o del antropólogo. Somos muchos los que tenemos que trabajar para armar el rompecabezas”.

En cuanto a su consideración sobre cómo el Estado Nacional, las provincias y municipios vienen manejando la situación de emergencia, manifestó que “el balance con respecto a la conducta de la población es muy bueno. No es típico; nosotros en nuestra historia no habíamos tenido que realizar una cuarentena. No es tan fácil regular una conducta social por un Decreto. A pesar de que solemos tener un concepción como sociedad de que somos ariscos a respetar las normas y pautas de disciplina, creo que hemos tenido una conducta responsable. Lo digo como un reconocimiento porque me parece algo saludable y positivo. Lo mismo en cuanto a las coincidencias entre oficialismo y oposición respecto de gobernadores y el Presidente”.

Hacia adelante, opinó que habrá que prestar mayor atención a los grupos vulnerables de la sociedad: “los que ya no estaban bien antes de la pandemia, me refiero a los sectores más pobres que generalmente tiene problemas de hábitat. No es lo mismo pasar la cuarentena en una casa de clase media que en otra dónde hay hacinamiento, problemas de calefacción. Pero también a las personas con discapacidad, los adultos mayores; sobre todo los que viven solos. Además por la salud mental de ellos, ya que el virus tiene un porcentaje importante de letalidad en ese grupo, para los que están solos la angustia se hace muy grande. La cuarentena ha sido el trazo grueso. Ahora viene el trazo fino. El trabajo, ir de a poco con la normalización de la economía, rubro por rubo; con políticas específicas para los sectores más vulnerables”; expresó Natapof.