Mónica San Martín habló de la falta de garantías para volver a clases

Maximiliano Kolb: “Los remiseros no encontramos respuesta del Estado”
29 junio, 2020
Claudio Thieck aseguró que la CNRT hará controles estrictos
29 junio, 2020
Compartir

Mónica San Martín, Secretaria General de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UNTER) en El Bolsón habló acerca de las problemáticas en distintos establecimientos de la localidad, su relación con el gremio y su opinión acerca de la vuelta a clases, en diálogo con Rubén Torres para Radio Uno de Viedma y FM Piltri de El Bolsón. “Estamos trabajando con el sindicato, pero no nos convocó nadie para un posible regreso a clases”, indicó.

“La verdad es que muchas escuelas de esta localidad no están en condiciones y no vemos que esto se esté arreglando” dijo la gremialista. “Se puede hacer un protocolo, pero estimamos que si piensan realmente en volver, hay muchas cosas que hay que arreglar. Hay escuelas que no tienen agua potable, hay otra escuela que lucha por tener una ampliación, porque los niños tienen que ir a clases al centro comunitario que ahora está utilizando Salud. ¿Cómo vamos a volver en este contexto?”, se preguntó.

La docente apuntó que no hay convocatoria por parte de UnTer central. “No nos están convocando localmente”, dijo al respecto, “nos tenemos que reunir, porque no estoy al tanto de que se hayan arreglado todas las escuelas. Por más que haya diferencias políticas, tenemos que trabajar juntos”.

También se refirió a los módulos alimentarios que se reparten entre las familias de la comunidad educativa. “He hablado con la coordinadora, pero no me ha contestado. Consideramos que le está faltando comida a una parte del alumnado, que estaban recibiendo sólo alimentos imperecederos y no alimentos frescos. También queremos ampliar un poco esto, porque sólo está llegando alimento a las escuelas que tienen comedores”.

“Hay muchos compañeros que juntan dinero de su bolsillo y compran alimentos para repartir entre estas familias vulnerables”, explicó San Martín. “También se hacen roperitos solidarios. En este marco de pandemia, los docentes se preocupan, porque quieren mucho a sus alumnos”.

“Como sindicato también ayudamos a los compañeros que no tienen trabajos”, indicó la docente. “Está muy difícil porque en este contexto no se generan vacantes. Pero, creo que así como esta situación está mostrando la desigualdad, por el tema de la conectividad y la falta de trabajo, también sale a luz la solidaridad y empatía y eso me emociona mucho. Se ha formado una gran red de ayuda. No hago un romanticismo con el tema de la necesidad, pero hay que resaltar lo bueno que se genera de todo esto”.