Los involucrados de manera directa con el cierre de la Escuela Primaria N° 212 “Jorge Newbery” de Colonia Reig, Río Colorado, se comunicaron con el legislador rionegrino Mario E. Sabbatella de Fuerza Nacional y Popular, para comentarle detalles sobre cómo fue el cierre de la institución y cómo – de manera inmediata – la provincia incumplió con lo prometido a la comunidad educativa y a la comunidad toda de Colonia Reig. “Es increíble que el gobernador haga oídos sordos al reclamo generalizado de la sociedad para mantener esta escuela funcionando”, esgrime Sabbatella.

Días atrás repercutió en la sociedad el inminente cierre de la Escuela Primaria N° 212 “Jorge Newbery” de Colonia Reig, Río Colorado, inserta en zona rural, ubicada en el centro de la Colonia. Los alumnos eran alrededor de 15 y el gobierno se argumentó en la baja matrícula para cerrarla definitivamente, a pesar de sus 60 años de trayectoria y de ser la única institución existente en Colonia Reig, por lo tanto era el centro de toda actividad comunitaria. “Toda la comunidad acompañó en las protestas previas para evitar el cierre, el día que la cerraron hubo un bocinazo generalizado de la colonia, y acompañados por ATE, UNTER, SOYEM y otros, la comunidad tomó la Delegación de Educación de Río Colorado. Como respuesta a la toma, Fabio Sosa, delegado de educación, cerró la delegación impidiendo todo funcionamiento y se fue. No regresó. Por lo tanto todos los estamentos educativos, como supervisión, liquidación, no pueden ir a trabajar, quedó solo una recepcionista”. Comenta su directora, María del Carmen Hidalgo.

Desde el Ministerio de Educación de Río Negro se habían comprometido a una serie de cosas que no han cumplido, según explicaron estos incumplimientos radican en que nadie cobró el sueldo completo de febrero, la mayoría percibió 21 días de sueldo. La tallerista ha resultado ser la más perjudicada, le prometieron sostener su sueldo y re ubicarla, pero por ahora está en las mismas condiciones que el resto, con solo 21 días de febrero cobrados. Un referente que estaba cumpliendo una suplencia, no percibió sueldo alguno, como si no hubiera comenzado a trabajar. El transporte en general está cortado a la zona, no solo para la Escuela 212 sino para otra escuela especial cercana y para la población en general.

Su directora amplía detalles y explica que “La escuela está cerrada, los alumnos no están yendo a otras escuelas, lloran y las familias no tienen explicación, la delegación está tomada, el delegado no se hace presente, solo los porteros están re ubicados, y no han cumplido con nada de lo que prometieron. Los padres hicieron un amparo del que se podría tener novedades en el lapso de esta semana, mañana los vamos a acompañar a ver las novedades. Pero mientras tanto, además de lo que estamos viviendo, tenemos que escuchar cómo personas de esta gestión, salen a criticar a una escuela rural con 60 años de trayectoria como si fuéramos lo peor.”

En la escuela no queda nadie, ni el Delegado ni la Supervisora se han hecho presente para retirar la llave de la escuela, ni para firmar el traspaso del patrimonio.

Mario Sabbatella realizó a principios de Marzo la presentación de un pedido de comunicación en la legislatura rionegrina, dirigido al Poder Ejecutivo y al Ministerio de Educación y Derechos Humanos para que se mantenga en funcionamiento la escuela rural Nro 212 y describía el hecho como “inadmisible ya que el argumento del gobierno es que la matrícula es baja, y claro, si es una escuela rural, lo que debemos saber es que, al cerrarse esta institución, la mayoría de sus alumnos no tendrán muchas más opciones para ir a la escuela, pero además no quieren ir a otra escuela.”

No hay comentarios

Dejar una respuesta