“Rio Negro vuelve a endeudarse, es un hecho lamentable y sin embargo vemos como el gobierno viste una vez más a la Mona de Seda, festejando”, expresa el legislador por Fuerza Nacional y Popular, Mario E. Sabbatella. “27% de interés contra 5% de crecimiento posible, estimado: no hace falta ser economista para comprender cómo termina esto, siempre paga el pueblo, con el agravante de que condiciona a futuros gobiernos y quita soberanía sobre decisiones tan importantes como la salud y educación pública, la promoción de economías regionales y otros”. Concluye que “Es un verdadero disparate, pero desde el momento en que lo festejan, es también un engaño a la ciudadanía.”

En voz del gobernador Weretilneck, el gobierno pareciera festejar que entra dinero fresco a la provincia, cuando eso solo significa que la deuda aumenta. Al respecto Sabbatella explica por qué cree que “Intentan disfrazar a la Mona de Seda. Hoy nos desayunamos que el gobierno provincial ha decidido recurrir a una nueva toma de deuda por 2.300 millones de pesos a pagar en tres años a una tasa del 27% anual. Esta situación es de suma gravedad y es imprescindible estar atentos: la tasa de interés que vamos a pagar es del 27% anual pero por el otro lado, con muchísima suerte tendremos un crecimiento del 5% al año, estimado. ¿Qué lectura hace cualquiera sobre eso? – pregunta el legislador a los oyentes – Que No Alcanza! Además no olvidemos que estamos RE – Refinanciando una deuda que ya viene acumulando intereses de manera constante y rápida, estamos en un grave y profundo espiral negativo o una enorme bola de nieve en bajada. Es un verdadero disparate, pero además desde el momento en que lo festejan, es también un engaño a la ciudadanía.”

El diputado provincial argumenta que llega a estas conclusiones, porque “Si se está refinanciando la deuda, es porque no se la pudo pagar, si no pudimos cumplir con lo anterior, es fácil imaginarse cómo nos va a ir ahora con una tasa del 27% frente a un crecimiento del 5% posible, estimado en la situación contextual actual, es decir con una situación económica en declive y sin planes para resolverlo, más bien todo lo contrario. Es preocupante lo que nos espera para los próximos dos años. No hace falta ser economista ni vidente para saber cómo termina esto”.

“El gobierno nacional ha avanzado en un endeudamiento feroz, la provincia de Río Negro, tal y como lo ha hecho en los últimos dos años, sigue el mismo camino. Rio Negro tiene una triste historia en este sentido, así fue como perdió su banco provincial, su caja de previsión, su empresa de energía. Y lamentablemente volvemos a tropezar con la misma piedra”.

En sus declaraciones, el legislador opinó respecto de lo que es realmente una pesada herencia, y el futuro incierto con semejantes compromisos, “las autoridades provinciales siguen tomando decisiones financieras que son un muy mal negocio para los rionegrinos. Nos hemos venido oponiendo a este festival de endeudamiento a pesar del ninguneo al que no expone el gobernador cada vez que en la Legislatura se debate el tema de la deuda. Tomar tamaña deuda, sabemos que a los únicos que beneficia es a los grandes grupos financieros, sector que ha sido el que más ha ganado desde que gobierna Macri”.

“Río Negro debe dejar de improvisar, debemos pensar en la gente, en el futuro, más cuando se toman decisiones que nos afectan a todos, pero fundamentalmente a los que menos tienen, ya que el crecimiento de la deuda y su pago sabemos, que no sólo hipoteca el futuro, sino que afecta fundamentalmente a los servicios públicos esenciales como la salud pública, la educación, los programas sociales, perjudicando a los que más necesitan de la presencia del estado. Son en esas prestaciones básicas dónde repercutirá el ajuste que seguramente harán para pagar los servicios de la deuda. Eso implica hospitales sin médicos, cirujanos sin quirófanos, Ipross cortada, faltantes de vacunas, cierre de escuelas, falta de transporte escolar, escuelas de doble jornada afectadas, escuelas hogares con escasa provisión de alimentos etc, etc, etc”

“Y además, con cierto toque de perversidad mediática, salen a festejarlo con titulares que anuncian que la provincia podría obtener 2.300 millones… Aunque la Mona se vista de seda, Mona queda. Es deuda.” Culmina expresando el legislador rionegrino por Fuerza Nacional y Popular.

No hay comentarios

Dejar una respuesta