Las pruebas PISA en Río Negro
4 diciembre, 2019
Parece queso pero es jabón
15 diciembre, 2019
Compartir

Y sí, querido lector, seguro te estarás preguntando de qué vamos a hablar hoy… y lo cierto es que queremos rendir homenaje a la sagacidad popular, a ese acervo de sabiduría que se va transmitiendo de boca en boca para prepararnos a las más absurdas situaciones de la vida, conjurándolas por medio de refranes, dichos y frases populares.

Cuántas costumbres repetidas y experiencias dieron origen a más de una frase que se adaptó a diversas situaciones, cual comodín. Y, a su vez, fueron calando hondo en la memoria colectiva popular, ayudando tal vez, a ilustrar lo cotidiano y a interpretar el día a día con ojos más despiertos.

Por eso, hoy, a dos días de girar varios timones y navegar con nuevos vientos, te invitamos a recuperar ese legado de sabiduría popular y descubrir cuál de los siguientes dichos se adapta mejor a cada político rionegrino que conozcas. Estos son algunos de los ejemplos que, ya sea por lo que dicen o por lo que sugieren, queremos compartir:

– El refrán “Pan con pan: comida de zonzos”  es muy versátil porque en más de una ocasión, el aburrimiento invade los distintos panoramas políticos: se repiten las mismas técnicas, discursos, figuras y, por más que estemos ávidos de probar algo nuevo, seguimos degustando el mismo plato. No obstante, hoy, esta frase será para Don Ariel Rivero, quien accedió a su municipio sin competir con nadie. Aunque es claro y sabido que le hubiera gustado enfrentar a fuertes oponentes y hacer una gran elección, para demostrar de qué está hecho su pasado político en Campo Grande cuando era el jefe comunal, o lo que ayudó a desarrollar siendo legislador provincial.

– La rima tan marcada de “Quien tiene tienda, que la atienda (y si no que la venda)” ya le marca el juego y condición al Intendente de Sierra Grande, Don Renzo Tamburrini quien debe inspirarse profundamente para atender su municipio.

– Si bien, a más de uno le iría bien recordar la advertencia de “Cocodrilo que se duerme es cartera”, hoy se la dedicamos a Beto Pacenti de Chichinales esperando que sepa aprovechar esta nueva oportunidad.

– Para Don Adrián Casadei, el nuevo intendente de San Antonio Oeste, le recordamos que “Más vale maña que fuerza” ya que deberá pensar qué y cómo hacer en un municipio ávido de acciones como los tenía acostumbrado Javier Iud.

– Quizá la frase “Ser el último orejón del tarro” no sea muy simpática, pero por algo existe, y se aplica a la intendente de Catriel, Viviana Germanier, cuya ciudad pareciera estar en otra provincia.

“Al  amor y fortuna, resistencia ninguna” dijo Don Claudio Di Tella que se subió a la intendencia casi sin mediar palabras.

“Más vale malo conocido que bueno por conocer” pensaron los roquenses y ahora Doña Maria Emilia Soria, tendrá que sostenerse en el tiempo hasta que su pueblo tenga ganas de conocer a alguien más.

“Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires” piensa y re piensa Don Gustavo Genuso, mientras se le cruza por la cabeza Arabela y al instante dice “si atiende en Buenos Aires, mejor lo llamo a Alberto”.

“Sarna con gusto no pica”, dijo Don Bruno Pogliano y será por cuatro años más el intendente de El Bolsón.

“Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados” es la única explicación que hay para Don Diego Ramello que, viniendo del pichetismo, logró ganar la intendencia de Choele Choel por JSRN, enfrentando al oficialismo local con el apoyo del ahora Presidente de la Nación.

“Quien siembra vientos, recoge tempestades”, se repite el chango Ayuelef, Intendente de Pilcaniyeu, pensando que es la frase justa para el compañero Soria.

“El que de mañana se levanta, en su trabajo adelanta”, dijo Liliana Alvarado, que nunca dejo de trabajar y es la flamante Intendenta de Cinco Saltos, referente del Frente Grande en Río Negro y única dirigente con votos propios en su partido.

Así, podríamos seguir con muchos más pero, antes de terminar, te compartimos una selección de refranes muy sugerentes. Seguro que, como nos pasó a nosotros, a medida que las leas, se te irán cruzando imágenes, situaciones y nombres de políticos de tu ciudad o la provincia que cuadran perfecto con cada frase:

– “Cualquier colectivo le deja bien”,  – “A caballo regalado, no se le miran los dientes”,  – “A la vida hay que vivirla”. – “A Seguro se lo llevaron preso”,  – “Una de cal y una de arena” – “Da más vueltas que calesita”,  – “Cuando suena la campana hasta el banquito te sacan”,   – “En el momento menos pensado salta la liebre”, “No hay mal que por bien no venga”. – “A cada chancho le llega su San Martín  – “Entró por la ventana”,   – “Es el mismo perro con diferente collar”,  – “Es pan comido”, – “Más rápido que un bombero”, – “No los une el amor sino el espanto”.

Sí, estos dichos, por algo son populares. No es casual que hayas pensado en alguna figura o mandatario de tu ciudad. En nuestro caso, a más de uno se le cruzó por la cabeza a aquel dirigente que habitualmente encontramos en la costanera de Viedma o al político que come en el restaurante frente al río o al que, con gesto pensativo y meditabundo, vemos en la plaza frente a Casa de Gobierno, incluso al que apura el paso en la Plaza Alsina para no ver los carteles de la Catedral. En fin, los vemos en todos lados salvo comprando verduras, los sábados a la mañana, en la Feria del Boulevard Contín. Algunos siguen estando y otros, así como llegaron a Viedma (con carpetas bajo el brazo, llenos de ilusiones), se fueron. Pero todos tienen una o más frases.

Por ejemplo, el senador Weretilnek del que todos decían “entró por la ventana” al fallecer el Gringo Soria y, después de verlo coquetear con varios, pensaron que cualquier colectivo lo dejaba bien parado. Y ahora que se va a Buenos Aires, no jode más – piensan algunos. ¿Seguro?… mirá que “a Seguro se lo llevaron preso”.                                                                                                                            

Volviendo al “entró por la ventana”, con certeza más de uno pensó que se le aplica también a Martín Soria. Pero hay otra frase más pertinente a su situación: “cuando suena la campana hasta el banquito te sacan”.

O la flamante gobernadora, que ni se imaginaba que algún día le iba a tocar a ella ocupar ese lugar. Y, cuando le llegó la propuesta que por lógica le correspondía a Don Pedro Oscar, ni le miró la dentadura al caballo ya que “a la vida hay que vivirla”. Por eso, cuando le dijeron “vas vos Arabela”, “más rápido que un bombero” dio el sí, porque “a caballo regalado, no se le miran los dientes”.                                                                                                                          

Cuando leyeron “no los une el amor sino el espanto”, ¿pensaste en Magdalena Odarda? No hay que equivocarse porque “da más vueltas que la calesita” y en cualquier momento la tenemos, a nivel nacional, en el Frente de Todos y aquí, aliada a Juntos Somos Río Negro.

Hay otros dichos sugerentes que nos invitan a pensar. Por ejemplo: “es el mismo perro con diferente collar”, ¿se aplica mejor a Martín Doñate o a Silvina García Larraburu? Y “en el momento menos pensado salta la liebre” ¿a quién se lo dedicarían?

Para ir cerrando, “una de cal y una de arena” es para Pedro Pesatti, el Intendente de Viedma, ya que se analiza si será un gran constructor o no. Por un lado, en su camino estuvo la arena (lo que le salió mal, lo que no le dejaron hacer, los miedos de los dirigentes de su propio partido) y, por otro, la cal (tiene el don de saber esperar y así le llegó el apoyo contundente de su ciudad natal, ni más ni menos que Viedma, la capital de Río Negro). Se espera que haga una buena gestión y que reafirme el dicho que “no hay mal que por bien no venga”.

Por último, el refrán popular más esperado por los políticos, que se va a consumar el 10 de diciembre cuando asuman, será: “Listo el pollo, pelada la gallina”.

P.D. Si te animás, mandanos el refrán que quieras a turadiouno@yahoo.com.ar y decinos a qué político se lo dedicarías.