La Unter le responde a la gobernadora

Buscan regular las apps de delivery en Río Negro
4 junio, 2020
Calderón: “Manejar un taxi es riesgoso y te expone a un montón de cosas”
9 junio, 2020
Compartir

Sandra Schieroni, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UNTER) dialogó con Rubén Torres para FM Piltri y Radio Uno, y apuntó contra los dichos de la gobernadora Arabela Carreras quien, ante el reclamo de sueldos en tiempo y forma por parte de los educadores, los tildó de “poco solidarios”.

“Nosotros como sindicato emitimos un comunicado de prensa manifestando nuestra preocupación por la demora de la puesta en marcha del cronograma de pagos” explicó la representante, “empezó el 5 de este mes, en lugar del 1ero, como se venía haciendo. Esto hacía que los trabajadores pudieran cobrar antes del 10. Por esto, alertamos al gobierno de esta preocupación sobre este retraso para que no se sigan corriendo los tiempos”.

“En ningún momento cuestionamos que los que deben cobrar primero son los compañeros de Salud” manifestó Schieroni. “Las palabras de la gobernadora, en este caso, fueron desafortunadas ya que intentó enfrentarnos con el Inspector de Trabajadores de la Salud”, dijo.

“Lo educativo es importante, pero en este momento la preservación de la salud es el objetivo esencial, es una prioridad por encima de cualquier otra cuestión” indicó Schieroni. “Así lo entendemos los trabajadores de Educación y por esto han molestado tanto las palabras de la gobernadora, al decir que somos pocos solidarios, a quienes justamente hoy estamos asumiendo esta responsabilidad de sostener el sistema educativo todos los días”.

“Ayer sucedió que una pareja docente se dirigió a un barrio, preocupados por la situación de alumnos con los que hace tiempo que no tienen contacto, y hubo una situación de violencia que les tocó de cerca” informó la secretaria. “Uno se da cuenta de que la presencia de esos docentes en ese lugar, tenía que ver con su compromiso con los estudiantes y con la institución”.

“Desde los decretos nacionales, la educación no figura como actividad esencial” explicó la docente, “pero el concepto de solidaridad que tienen nuestros trabajadores, hace que los compañeros lleven adelante distintas actividades, como repartir bolsones alimentarios y cuadernillos con tareas. El Estado debería tener más presencia y analizar las condiciones de higiene para que estudiantes y alumnos no estén expuestos”, concluyó.