Más de un centenar de personas, en su mayoría jóvenes, donaron sangre esta mañana durante la celebración por el Día Nacional del Donante, organizada por el ministerio de Salud bonaerense y su Instituto Provincial de Hemoterapia.

El encuentro comenzó a las 9 y cerró a las 13 en la Plaza Moreno de la ciudad de La Plata. Allí se instaló un tráiler equipado para donar y un equipo especializado ofreció información sobre la importancia de dar sangre para abastecer al sistema sanitario de esta sustancia que no tiene reemplazo artificial y que es requerida en múltiples circunstancias críticas, como trasplantes, cirugías complejas, traumatismos o enfermedades oncohematológicas.

Todos los 9 de noviembre se festeja el Día Nacional del Donante de Sangre porque coincide con la fecha en que se realizó la primera transfusión sangre con un método innovador creado en nuestro país. Ese procedimiento, la transfusión con citrato de sodio que evita la coagulación de la sangre, fue desarrollado por el médico argentino Luis Agote, quien la puso en práctica en el año 1914.

Los promotores del Instituto de Hemoterapia dijeron que este tipo de eventos busca visibilizar la necesidad permanente de donaciones y promover un tipo de donante habitual, voluntario y solidario, que conozca las condiciones en las que se puede ser donante de sangre a fin de garantizar la seguridad de los hemocomponentes.

Como a partir de la reforma del Código Civil también pueden donar los adolescentes a partir de los 16 años, el Instituto Provincial de Hemoterapia realizó varias jornadas de sensibilización y colectas en escuelas secundarias durante todo el año. Hoy, en los festejos, un nutrido grupo de jóvenes se puso la “camiseta” roja de la donación y formó una gota de sangre en medio de la Plaza Moreno.

Fueron parte de la movida solidaria el grupo de voluntariado “Sumate”, cuyos integrantes concurrieron vestidos de superéroes y la ONG Unión de Profesores de Educación Física.

“Sin donantes voluntarios, la mayoría de los centros de hemoterapia no podrían afrontar las necesidades de la población”, explicó el ministro de Salud, Andrés Scarsi e instó a los bonaerenses a sumarse a las colectas y a los centros de donación “porque cada donación permite mejorar o salvar la vida de hasta cuatro personas”.

DONAR CÉLULAS PARA TRASPLANTE

Cada año, cientos de personas son diagnosticadas con enfermedades hematológicas como la leucemia, que pueden ser tratadas con un trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), las que se obtienen a partir de la donación de sangre. Gracias a ellas es posible llevar a cabo los trasplantes de médula ósea, que es ese tejido donde se fabrican las células sanguíneas que se encuentra en el interior de los huesos.

Como sólo el 25% de los afectados por esas patologías de la sangre tiene la posibilidad de encontrar dentro de su familia un donante compatible, el resto de las personas, debe recurrir a uno no emparentado. Para facilitar el acceso a esa donación compatible, existen los registros de donantes voluntarios. Sobre este tipo de donaciones también se informó hoy, en la Plaza Moreno, en los stands del INCUCAI y del CUCAIBA, quienes informaron sobre esta práctica e invitaron a los concurrentes a sumarse a la donación de CPH.

El Registro Nacional de Donantes de CPH argentino, creado por la Ley 25.392, funciona dentro del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) y forma parte de la Red internacional Bone Marrow Donors Worldwide (BMDW), que agrupa registros de más de 40 países.

No hay comentarios

Dejar una respuesta