El ciclo lectivo de Aguada de Guerra comenzó en 2018 de una manera especial. Por iniciativa de la Senadora Magdalena Odarda (RIO), el proyecto educativo “Redescubriendo al volcán Trayén Niyeu”, fue declarado de interés en el Senado, y con la vuelta a clases también llegó el correspondiente Diploma de Honor.
El proyecto, coordinado por el docente Felipe Scilipoti, desarrollado por todos los docentes y acompañado por la Comisión de Fomento, contempla una puesta en valor del volcán, que se eleva 1240 metros sobre el nivel del mar y que se destaca en la parte noroeste de la meseta de Somuncurá, a cuyos pies se ubica Aguada de Guerra. Los niños aplican los aprendizajes de cada área pedagógica en la elaboración de trabajos de cartelería, diseño gráfico, producciones audiovisuales, ecología, senderismo, y cosmovisión mapuche. Es en este marco que la comunidad mapuche, su lonco Cirilo Lago y la docente intercultural Eugenia Nahuelcheo, desarrollan tanto la rogativa inicial antes de los ascensos a sus cráteres, como actividades propias de su cosmovisión, junto a la aplicación del mapudungun en la cartelería a instalarse en el sendero.
En la jornada, el docente Felipe Scilipoti y la coordinadora intercultural Fermina Pichumilla, fueron los encargados de entregar el Diploma de Honor a la directora Adriana Peña y a la docente intercultural Eugenia Nahuelcheo.
¨Es el reconocimiento de la hermandad entre todos los pueblos¨, dijo Odarda, quien, desde la presidencia de la comisión de Pueblos Originarios del Senado, destacó que dicha comisión es una primera instancia para hacer cumplir los derechos constitucionales de las comunidades mapuches-tehuelches.
La jornada incluyó una rogativa por el ciclo lectivo a iniciarse y cerró con los mensajes de aquellos que por diversas razones se vieron impedidos de estar presente en la jornada, como la Senadora y el Doctor en Geología Pablo Cordenons, en cuya investigación se basó ¨Redescubriendo al volcán Trayén Niyeu¨.

No hay comentarios

Dejar una respuesta