El juez de Juicio Alejandro Pellizzon admitió la acusación y abrió paso a la etapa de juicio oral y público en la investigación del homicidio de Juan Alberto Moya, ocurrido en Lamarque la mañana del 17 de marzo de 2013.

En la audiencia de control de acusación realizada el pasado viernes en Choele Choel, el Fiscal Daniel Zornitta requirió que el imputado Lucas Javier Zuain sea juzgado como presunto autor de los delitos de “homicidio simple, en concurso real con homicidio en grado de tentativa, agravados por el uso de arma de fuego”, al incluir en los cargos las lesiones que pusieron en riesgo la vida de una segunda víctima, Jairo Alejandro Soto.

La fiscalía, además, pidió que el coimputado David Horacio Santibáñez, agente policial, sea llevado a juicio como presunto autor del delito de “encubrimiento agravado en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público”, atribuyéndole una supuesta colaboración posterior tendiente a “hacer desaparecer prendas de vestir del imputado, como así también el arma de fuego utilizada para cometer el hecho”.

En la audiencia estuvieron presentes el defensor particular Gerardo Tejeda junto a sus dos representados y el abogado patrocinante por la querella, en representación de la familia Moya, Armando Brusain.

De acuerdo con la acusación, alrededor de las 7:45 de la fecha mencionada Zuain habría efectuado disparos con un arma de fuego desde el exterior de una vivienda de la calle Belgrano al 300 de Lamarque (propiedad de la víctima Soto) alcanzando a Moya, quien perdió la vida, y a Soto, quien sufrió graves lesiones. Tras eso, se habría dado a la fuga, siendo ayudado inmediatamente después por Santibáñez.

Por otra parte, se atribuye al policía haber trasladado a Zuain en su auto particular hasta el lugar donde se hizo desaparecer el arma de fuego y la ropa del supuesto autor de los disparos ,”llevando a Zuain a la Unidad Policial ya cambiado y aseado”. También se le atribuye que, en su calidad de funcionario policial, no retuvo al imputado en los momentos previos al homicidio, cuando advirtió que éste salía de una vivienda de la calle 9 de Julio “lesionado, con la ropa ensangrentada y portando el arma de fuego (…) permitiendo que Zuain, en las condiciones mencionadas, se fuera del lugar para, a la postre, cometer el hecho” principal.

El juicio oral y público se realizará ante un Tribunal Colegiado puesto que el fiscal adelantó que su pretensión punitiva provisoria sería de 20 años de prisión para Zuain y de 6 años para Santibáñez.

Tanto las partes acusadoras como la defensa ofrecieron en la misma audiencia la prueba que pretenden producir en el juicio. En ese contexto el juez hizo lugar a la presentación de 29 testigos y a la utilización de 27 documentos probatorios, actas, certificaciones y pericias.

No hay comentarios

Dejar una respuesta