La Municipalidad de Viedma, a través de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico, continúa con el equipamiento del Refugio de la Zona Viento ubicado en las Playas Grandes de El Cóndor.

En esta oportunidad fueron colocadas lámparas solares que cuentan con sensor de movimiento, control de nivel de luz, ajuste automático de brillo y batería.

Precisan un tiempo de carga mínimo de 11 horas, aproximadamente, y están diseñadas con aleación de aluminio más vidrio templado. Se trata de una inversión de 33 mil pesos.

Este espacio tiene por objeto promover la consolidación de la zona como área para la práctica de deportes de viento y servir de apoyo a las actividades que realizan las Asociaciones y Escuelas de kitesurf, carrovelismo y windsurf.

Esta construcción que contó con el aporte financiero inicial de la Nación de un 70 por ciento del valor del núcleo central, fue complementada luego por la reconstrucción de la pérgola, la instalación de palapas (sombrillas de paja) y maceteros, que otorgan otra estética al entorno.

Al respecto, la Secretaria de Turismo y Desarrollo Económico, Laura Ramos dijo que “cuando hablamos de nuestras playas, las energías alternativas son el camino a seguir para complementar el uso de las fuentes tradicionales. Esta pequeña acción desde el Estado pretende servir de ejemplo para los asentamientos de los territorios costeros. Allí, los paneles solares, las estufas rusas, los termotanques solares, los biodigestores son la respuesta; allí está la clave del uso eficiente de la energía y del cuidado del ambiente. Y los privados deben tener en cuenta estas opciones”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta