Gennuso habló sobre el regreso de los viajes de egresados

El Intendente Pacenti hablo de la crisis económica en Chichinales
17 junio, 2020
Urgente pedido de los argentinos varados en Australia
18 junio, 2020
Compartir

Gustavo Gennuso, Intendente de Bariloche, dialogó con Rubén Torres para FM Piltri y Radio Uno e indicó que desde el municipio se trabaja para el regreso del turismo estudiantil a la localidad. “No es tan rápido ponerlo en marcha”, advirtió, “hay factores que dirán si podemos hacerlo o no, pero no nos podemos quedar dormidos, porque cuando queramos hacerlo, no vamos a poder”.

El jefe comunal se refirió a la iniciativa de un protocolo sanitario para permitir el turismo estudiantil en Bariloche. “Yo la veo viable”, dijo, “Propusimos que haya una fecha en septiembre, para que podamos poner en movimiento la rueda del turismo estudiantil, más allá de que sabemos que hay muchos factores que tienen que confluir para que esto sea un hecho. La dimensión de la pandemia, lo que está pasando y los decretos nacionales de transporte nos dirán si podemos hacerlo o no”.

Por otra parte, Gennuso se refirió a los casos de contagio en la localidad. “Bariloche es el tercer aeropuerto del país, sobre todo en temporada. Cuando esto pasó estábamos bajando de la alta temporada y todavía había mucha circulación de gente. De hecho, sacamos más de 8000 turistas de Bariloche. Es obviamente una ciudad con mucho movimiento”, señaló.

“Todas la apertura comercial que se ha hecho ha sido de mucho cuidado, pero el vecino cree que puede circular de otra manera en lo social. Y esto lo que más daño nos ha traído. La gente está muy cansada de quedarse adentro, entonces es difícil hoy evitar que se hagan reuniones” especificó el jefe comunal. “Esta circulación social hace que se vayan produciendo casos. Me parece que tratar de lograr que no haya ningún caso no va a pasar, pero se trata de controlar el nivel de contagio”.

Asimismo, el Intendente apuntó contra las denuncias de haber facilitado reuniones en donde se produjeron contagios. “Esto fue una operación destituyente que hizo el Frente de Todos, que salió a pedir mi renuncia”, explicó. “Es una cuestión política de una bajeza extraordinaria, donde sacaron de contexto algo que sí habíamos autorizado, que era dar el culto cristiano por internet. Eso fue todo, nunca producimos una juntada ni le dimos autorización a nadie para hacer reuniones”.