El Intendente Ramello analiza la crisis de Choele Choel

El Legislador Casamiquela propone resguardar la cultura en Río Negro
19 junio, 2020
La Legislatura retoma todas sus actividades
20 junio, 2020
Compartir

Diego Ramello, Intendente de Choele Choel, habló con Rubén Torres para Radio Uno de Viedma y FM Piltri de El Bolsón, acerca de los efectos de la pandemia en la localidad y el curso de acción que se estableció desde el municipio para contener los contagios, siendo uno de los municipios más afectados en la provincia.

P: En Choele Choel se ha podido revertir una situación muy desfavorable, ¿este resultado ha sido por el trabajo organizado o a consecuencia de los hechos ocurridos?

R: Estamos con tranquilidad, aunque no estamos exentos de problemas. Sí, la localidad tuvo una circunstancia muy adversa, llegamos a tener 46 contagiados y ocho fallecidos y en una semana tuvimos 30 activos. De acuerdo a la dimensión de la localidad, haciendo la cuenta de población sobre contagios y cantidad de fallecidos sobre contagiados, esos dos indicadores nos daban muy mal. Como todo en la vida, uno tuvo que reaccionar, no sé si lo habremos hecho de la mejor manera, en cuanto a tiempos y velocidad. Siempre quedan cosas que uno evalúa y podría haber hecho mejor y más rápido. Pero sí me gustaría transmitir lo difícil que fue, fuimos una de las primeras ciudades que nos tocó abordar el tema del COVID. También remarco la actitud de la gobernadora, porque no estuvimos solos. El día que nos tocaron los dos primeros casos, recibí un llamado de Arabela para interiorizarse acerca de la situación. Uno de los primeros casos, lamentablemente, fue de la directora de un hogar de ancianos que falleció, y ese mismo día tuvimos que hacer el hisopado a más de 14 abuelos por decisión de la gobernadora, al ser una población de riesgo. Estas cosas no se ven, pero cuando uno cuando tiene que poner en valor este acompañamiento, en términos políticos, personales y de gestión, está bien. Yo, como muchos de los dirigentes que asumimos en diciembre del año pasado, no tenía en agenda este tema. No estábamos preparados para esta pandemia, no tengo vergüenza en decirlo, y lo hicimos de la mejor manera que pudimos, con los pocos elementos que tenemos. Por eso, tener el acompañamiento del gobierno provincial ayuda y le agradezco a Arabela públicamente. Y esto nos permitió afrontar procesos que hubo que trabajar coordinadamente hasta en los momentos más difíciles, con 21 días de cordón sanitario y 20 días de medidas restrictivas. Fueron 41 días muy difíciles y los pudimos abordar porque tuvimos una línea con Provincia y Nación. La reflexión que hago es que esta coordinación funciona y en lo que tiene que ver con este tema, hay que estar en un mismo eje, porque esto termina en beneficio para el vecino. No hay margen para tener discusiones. Y hoy estamos en fase 5, que hasta hace 40 días era impensado, gracias al esfuerzo de toda la comunidad.

P: ¿Cómo se vive la situación de tener ocho personas fallecidas? ¿Qué generaba en el ambiente?

R: Angustia, temor, miedo. Y que esto es cosa seria. Todavía hay una minoría que no toma dimensión de la realidad. Acá en Choele tuvimos que pasar por estas situaciones extremas, para que el vecino hoy esté precavido y alerta. Ocho vecinos de Choele no están más entre nosotros, son ocho familias que han perdido un ser querido. Falleció un empleado municipal junto a su esposa. Sus cuatro hijos se quedaron huérfanos. Es una realidad durísima. La directora del hogar de ancianos era una docente reconocida, con mucha vinculación comunitaria y hoy no la tenemos más. Todas las vidas valen, y en nuestro caso particular, se nos ha ido gente cercana. Ante cada buena noticia, hemos recordado estos casos, porque si no nos olvidamos rápidamente de que en Choele fallecieron ocho personas. Esto nos pone en perspectiva y en una realidad. Tratamos de hacer comprender a la gente que la irresponsabilidad pone en riesgo a toda la comunidad.

P: ¿Choele es una de las ciudades que peor la pasó en esta pandemia?

R: No hay duda de que ahora están creciendo los casos en otras regiones, y cuando esto termine se hará una estadística. Pero creo que entre abril y mayo Choele era la localidad más complicada y desde ese lugar estábamos en un primer lugar no deseado. Por suerte, en Choele tenemos un equipo de Salud Pública que ha hecho un trabajo excelente y en el caso de los hisopados, estamos por encima de la media en cantidad. El Director del Hospital, inteligentemente, compró 100 hisopados en febrero. Por esto, en el peor momento, no nos faltaron hisopados para buscar los contagios. Hay que ver cuantos hisopados se hacen en las localidades, porque si no, no se detectan los contagios y hay muchas personas asintomáticas. Acá están los datos de los contagios y de la cantidad de hisopados que hizo el Hospital. Esto lo quiero poner en valor. Por eso no me preocupa ver a Río Negro en cuarto o quinto puesto, ya que como choelense me tocó estar en primer puesto. Pero estaba tranquilo porque estábamos tratando de buscar a los contagiados.