Confirman seis casos más de covid positivo en Patagones
8 agosto, 2020
Rodrigo Vicente saludó a los porteros en su día
11 agosto, 2020
Compartir

Querido lector, antes de comenzar esta reflexión, queremos hacer unas salvedades:

En primer lugar, valoramos el aporte de todos los lectores, por eso los invitamos a escribir sus opiniones sobre el audio que van a escuchar, al mail: turadiouno@yahoo.com.ar .

En segundo lugar, le pedimos disculpas a los mencionados en el audio, si en algo se faltó a la verdad (ya que es una búsqueda constante de hechos). Por eso, le damos el derecho a réplica a los siguientes funcionarios y mencionados. Entre ellos:

La Sra. Gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; el Sr. Vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri; el Senador Alberto Weretilnek; el Diputado Luis Di Giacomo; el Diputado Martín Soria; la Diputada mandato cumplido Silvia Horne; la Legisladora Norma Torres; el Legislador Ignacio Casamiquela; el Legislador José Luis Berros; La Intendenta María Emilia Soria; el Sr. Juez Dino Maugheri; la Sra. Jueza María del Carmen Villalba y el Sr. Mario López. 

Antes de seguir, te invitamos a escuchar el audio:

Después de escuchar esta entrevista a Omar Carrasco, no pude evitar pensar que no está tan lejos la realidad de la ficción porque hay “distancias” que se siguen repitiendo una y otra vez. “Distancias” que me recuerdan una escena épica de la película argentina “La nave de los locos” de Ricardo Wullicher donde se muestra una invocación a la sensatez, a hacernos pensar en los abismos que deben acortarse en nuestra sociedad. Como dice el guión: “observen su soledad, sentado a una distancia abismal, en su silencio, en su descreimiento de una Ley que debiera serle tan propia como a nosotros. De la decisión de ustedes repito, de la decisión de todos ustedes depende que esa distancia histórica, que esta distancia trágica, empiece hoy a reducirse o que se vuelva infinita  e irremediable condenando no sólo a este hombre, sino a todo un pueblo a la soledad más absoluta y definitiva”.

Es así, de todos nosotros depende el tomar conciencia, ser empáticos, involucrarnos, y, como podamos, cambiar la historia. Repetimos, de la decisión de todos nosotros depende que esa distancia histórica, que esta distancia trágica, empiece hoy a reducirse o que se vuelva infinita  e irremediable condenando no sólo a este hombre, sino a todo un pueblo a la soledad más absoluta y definitiva.