Multitudinario apoyo al candidato de RIO en Viedma
20 julio, 2019
Molinari propone denominar “Calesitero Don Giménez”, al parque de la costanera donde se encuentra la histórica calesita
21 julio, 2019
Compartir

“¡Hay que decir las cosas por su nombre!”. Adagio popular que se hace difícil de encajar en la realidad en los tiempos que corren. Las cosas están difusas en la arena política. No hay una coherencia entre el decir y el hacer de las principales figuras políticas – hoy todas en campaña -; y bien vale ésta columna para intentar ordenar los elementos, para luego comenzar a esbozar una opinión sobre el panorama.

Es decir; debemos optar por una declaración de principios básicos, para dejar algo claro en lo que sigue; y de aquí en adelante.

La presencia en Viedma de Miaguel Ángel Pichetto, Senador provincial y candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, nos dio una pauta de cómo se desenvolverá la campaña nacional al menos hasta la PASO: la adhesión casi certificada de los gobernadores no adictos a Cambiemos. Juntos se está preocupando de entrada en captar a los votantes indecisos para la definición a Presidente; y qué mejor cosa para hacerlo, que apuntar hacia las provincias no encuadradas en torno al ex espacio kirchnerista.

Nadie le cree al Gobernador Weretilneck que su acompañamiento a la fórmula del presidente Macri es puramente “personal”. Si bien no le cayó bien a todo el espectro de Juntos Somos Río Negro tamaña manera de encuadrarse, es la posición que prima en el partido provincial. La intendenta de Los Menucos, Mabel Yahuar, ya lo había expresado -también a título “personal”- durante la semana y ninguna figura de JSRN salió a reprenderla.

Pareciera que, siguiendo a Weretilneck, Juntos no tiene “candidato a Presidente”; sólo lo tiene para vice.

Por el lado del Frente de Todos, la situación no es más clara. Si bien no hay dobles interpretaciones posibles, lo cierto es que la campaña tiene poca visibilidad. Salvo el Diputado Doñate, candidato a Senador, que aparece a diario recorriendo la provincia casi en soledad; el resto de la expresión de ese espacio no comenzó la campaña todavía.

Un dato no menor, pero en el que no nos vamos a meter al menos hoy, es la carencia de propuestas a nivel parlamentario. Nadie sabe aún qué van a intentar hacer cuando lleguen al Congreso. Hasta ahora sólo se hace referencia al apoyo y aporte desde el trabajo legislativo, a la gestión del presidente de sus simpatías. Y esto corre para todos los candidatos del espectro.

Para cerrar, quedan algunos apuntes de cara a las elecciones en la comunas. Mientras JSRN continúa ganando municipalidades con comodidad; Bariloche y Viedma principalmente viven intensamente las horas de las definiciones por las candidaturas.

En la ciudad andina, todo está conducido a construir una alternativas de oposición a Gennuso, el actual intendente de Juntos Somos Río Negro. El peronismo/kirchnerismo y aliados irían hacia una “unidad entre algodones” tras ese objetivo.

En la Capital, Viedma, el panorama es menos claro. Por el lado del radicalismo, todo apunta a que García Pinasco y Massaccessi dirimirán la candidatura en la interna partidaria de agosto. Todavía se habla de la construción de “consenso”, pero los días corren y no hay definiciones.

En el peronismo, sí que hay lío. Las reformas a la carta orgánica del partido hizo saltar por el aire la – también “unidad” – del campo “nacional y popular” viedmense. Sabbatella no escatima esfuerzos en ser tenido en cuenta y generar una lista de cara a las internas. La concejal Rousiot, mantiene firme su candidatura. Y en el marco de esa puja, surgió una nueva alianza electoral entre todas las fuerzas no justicialistas que forman parte del Frente de Todos: el Partido Socialista, Patria Grande, Nuevo Encuentro y Río.

¿Y a qué conclusión podemos llegar?… a ninguna por el momento. Porque ni sus propios protagonistas tampoco podrían hacerlo.

En fin; crónicas de la camaleónica política provincial, en el marco de una siempre apasionante Argentina.

Zona de los archivos adjuntos