Cafiero presenta en Cipolletti su propuesta de ‘moneda social’

Alumnos universitarios fortalecerán conocimientos en la Agencia de Prevención de Adicciones
27 agosto, 2019
Dos buques rionegrinos podrán pescar merluza en aguas nacionales
30 agosto, 2019
Compartir

El ingeniero Mario Cafiero y la licenciada Graciela Landriscini brindarán una charla taller sobre ‘Moneda social para el desarrollo local’, en la que abordarán distintos aspectos para apuntalar los proyectos de la economía social y solidaria y economía popular que se desarrollán en la región. La actividad se dividirá en dos instancias, un taller con los aspectos prácticos de la iniciativa y otra una charla destinada a analizar el impacto político y económico de la propuesta.

La primera actividad comenzará a las 16 horas en la Biblioteca Bernardino Rivadavia, en la ‘Sala Saulo’, de Cipolletti, mientras que la segunda instancia será en el Centro Cultural Municipal, de Toschi y Tres Arroyos, a partir de las 19 horas, con la presencia de la licenciada Graciela Landriscini, secretaria de Planificación de la Universidad Nacional del Comahue y docente e investigadora de la Facultad de Economía y Administración. La actividad cuenta con el auspicio de la Secretaría de Extensión de la Universidad.

Mario Cafiero considera que “el problema de la Argentina no es la pobreza sino la distribución de la riqueza”. Entiende además que la economía está dominada por los bancos y el sistema financiero, y definen el nivel de actividad económica de un país. “Si la moneda es un bien común, ya que vivimos una economía monetaria y todos necesitamos el dinero para intercambiar nuestro bienes y/o servicios, entonces tiene que ser de todos”, expresó Cafiero. Surge así la idea de trabajar en una moneda social y en considerar, basado en el pensamiento de Silvio Gesell, que el dinero debe servir para las transacciones y no para atesoramiento, causando de esta manera iliquidez. Así se crea la moneda par, creada entre pares donde existe una comunidad de “prosumidores” (productor y consumidor a la vez), de esta manera se producen los intercambios voluntariamente en esta moneda. 
“Se pretende lograr que mediante la organización social y popular, la economía colaborativa, el mutualismo y el cooperativismo se produzca el intercambio productivo, basado en la confianza social y fortalecido de manera local, y de esta manera combatir la iliquidez”, manifestó.

Por su parte, Graciela Landriscini, también candidata a diputada nacional por el Frente de Todos, planteó la necesidad de revalorizar a los actores de la economía social y la economía popular y sostuvo que, “en la etapa de la Argentina que viene”, desde el Estado será necesario articular los vínculos directos entre los productores y los consumidores. 
Landriscini también lamentó los hostigamientos por parte del gobierno nacional hacia los productores y actores de la economía popular, como los sufridos en reiteradas ocasiones por parte de los horticultores cuando han intentado vender su producción en espacios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o, sin ir más lejos, la incautación de mercadería que padecieron días pasados los vendedores de frutillas en Neuquén capital. “Es el odio hacia el ‘otro’, que hacerse visible pone de relieve el fracaso de la política económica”, sintetizó Landriscini.