Al analizar los datos suministrados por el Ministerio de Energía en sus Tablas Dinámicas para el downstream, este Observatorio encontró que la administración neoliberal había importado en su primer año de gestión un 215% más de crudo que en 2015 (medido en volumen), elevando a un inédito 3% la participación de las importaciones sobre la producción total. En 2017, bajo la absoluta supremacía de una Shell apoderada del Ministerio de Energía, las compras de petróleo al extranjero no detienen su ascenso. Entre enero y mayo de este año, cuadruplicaron las de igual período de 2015. En el acumulado a junio, alcanzaban el 94% del total del volumen importado entre 2008 y 2015. Pues bien, continuando la insólita tendencia, en agosto el macrismo, que supuestamente había venido para salvarnos de la debacle hidrocarburífera y reinstalarnos en la senda del autoabastecimiento marcó todo un récord histórico: superó en un 4% todo lo importado durante los dos gobiernos de Cristina Kirchner. ¿Y en septiembre? ¡Un 17% arriba!

El macrismo lleva importados 1.769.203 metros cúbicos entre enero de 2016 y septiembre de 2017 (inclusive). Este volumen es un 17% superior a todo el petróleo importado entre 2008 y 2015. Asimismo, equivale al 64% (más de la mitad) de las importaciones totales registradas durante los tres gobiernos kirchneristas.

El macrismo, que supuestamente había venido para salvarnos de la debacle hidrocarburífera y reinstalarnos en la senda del autoabastecimiento, en apenas 1 año y nueve meses importó un 17% más de crudo que lo importado durante los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner.

No hay comentarios

Dejar una respuesta