La Senadora Silvina García Larraburu se comunicó con el Gobernador de la Provincia de Río Negro, Alberto Weretilneck, a fin de solicitarle una audiencia conjuntamente con el Colegio de Farmacéuticos, en razón de las medidas económicas tributarias que modifican las alícuotas en Ingresos Brutos del sector, tanto en farmacias como en droguerías.

Garcia Larraburu señaló que “El incremento decidido de la alícuota de ingresos brutos es una medida cuestionable, pero la situación es más grave aún en el sector farmacéutico, por ser una actividad que atañe a productos esenciales para la salud y que la Ley Provincial de Farmacia reconoce como -bienes sociales-“.

“Las droguerías de la provincia tienen una estructura de pequeña y mediana empresa y, desde ya, no son formadoras de precios en los medicamentos. Toda venta a través del sistema de la seguridad social, se realiza al precio sugerido por la Industria Farmacéutica, que impone las condiciones de compra y venta. Además el costo de los medicamentos en la Provincia en superior al de otras zonas del país”, añadió.

Destacó: “En tales condiciones el aumento afecta a la sustentabilidad de las farmacias, porque carecen de poder de negociación y de la posibilidad de neutralizar los efectos de la suba. Con estas modificaciones, las farmacias tienen una disminución de la rentabilidad de entre el 50% al 60%, y esto pone en jaque cientos de puestos de trabajo”.

“La medida es devastadora, porque en definitiva impacta en estos pequeños empresarios, en su personal, en los enfermos y, particularmente, en las personas mayores de edad”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

*