Cientos de vecinos participaron de la Guerra de agua en el segundo día de festejos por carnaval.

A partir de las 16.30, y luego que todos contaran con sus provisiones de bombitas, comenzó la tan esperada guerra. El predio parquizado ubicado frente a la Escuela N° 37 se convirtió en un verdadero campo de batalla donde todo valía, salvo enojarse.

Las familias que buscaron reparo con sus reposeras a la sombra de los árboles tampoco quedaron exentas de ataques imprevistos que pasaban por agua a señoras, señores y los bizcochitos que acompañaban el mate.

Gran despliegue de peloteros acuáticos, organizados en un circuito, premiaban a las parejas que realizaran el menor tiempo.

La nota de color la dieron los Bomberos Voluntarios de Barda del Medio quienes disfrutaron de igual a igual con pequeños y adultos, aunque provistos de enormes mangueras y muy buena dosis de agua.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

*